Siempre imaginé que la primera vez que fuera a ver la Torre Eiffel Iba a ser con mi pareja.

Torre Eiffel Septiembre 2016 Otoño, Foto Tomada por Angelica Rodriguez Peña

En el mes Octubre de 2016 conocer París se iba a hacer realidad, había organizado un viaje que me iba a mantener fuera de la ciudad por 3 meses, y dentro de los destinos estaba París.

Un mes antes de Viajar y sin planearlo empecé una relación con una persona con la que me sentí muy conectada, nos unimos bastante y de alguna forma vivimos “una relación intensa”. La premisa era aprovechar el tiempo juntos antes de mi viaje.

Luego vino nuestra despedida con varias lagrimas por parte de él y una promesa suya de ir a París en la mitad de mi viaje y así continuar con esto que estaba sucediendo.

A los 15 días de empezar mi recorrido, me llama al celular para terminar conmigo y proponerme tener una “relación abierta” donde él pudiera salir con más personas y yo igual. WTF… Mi respuesta a esto fue un No.

El por su parte había comprado los tickets desde mi ida y tomó la decisión de ir a París pero sin mí. Aunque yo me encontraba en Europa muy cerca de su ubicación prefirío viajar solo y así me lo advirtió. 

Pasé algunos momentos tristes debido a esto, traté de entender que nadie pertenece a nadie y que las relaciones a distancia no son fáciles. Nuevamente la enseñanza fue que todo surge y desaparece. Y no hay nada que puedas hacer al respecto…

Museo de Louvre “Musée du Louvre” en Paris, la luz laser azul de fondo es la Luz de la Torre Eiffel. Foto Tomada en Octubre 2016 por Angélica Rodriguez

 

Fue así como conocí a varias personas maravillosas en este viaje:

Un Italiano con un corazón maravilloso que fue muy especial conmigo cuando estuve en Europa. Son ese tipo de personas con las que haces conexión y aveces no entiendes que sucede Pero sucede.

Y una amiga de Bélgica, Christine que cuando supo que estaba en París sola, viajo inmediatamente para acompañarme y disfrutar del viaje conmigo.
Al final hice gracias a mi amiga la mayoría de cosas que había imaginado y muchas más.
Me llevó a su propio tour “Saint Germain des Prés” Boutiques como Dior, Ines de la Fressange la estaban esperando, y yo junto a ella disfrutando.

En la Torre Eiffel, Brindando Con Champagne, en la parte mas alta de la Torre, junto con mi Amiga Christine.  “Bubbles” Foto Tomada en Octubre 2016

De esta experiencia me quedaron muchas enseñanzas. La más importante fue:

“No importa cómo te hayas imaginado las cosas, suceden como deben suceder y más vale aceptarlo y disfrutar de este presente” Recordé que yo elijo como me siento y que hago para vivirlo.

Continuar mi camino y disfrutarlo con gente maravillosa o estando sola  fue mi mejor elección. Pero continuar mi camino es la clave.