El día de las lesiones de los peregrinos en el Camino de Santiago de Compostela

26 de Agosto de 2016 Etapa 16 día 16

Me encuentro en Terradillos de los templarios, hoy me ha costado conectarme un poco conmigo, casi que no quería escribir nada, pero hasta de eso está bueno escribir 🙃

Hoy fue un día diferente como todos los días, primero no estuvo soleado lo cual fue bueno para refrescar un poco de ésta etapa tan desértica, en algún punto llovió, como pueden ver. En esta foto me dirigía justo a la tormenta (que exagerada pero hay que ponerle el toque de peligro)

Ya vengo preparada para mojarme con la lluvia y disfrutar inclusive del agua,  esas cosas tan simples las disfruto. Se han preguntado ¿cuántas cosas tan sencillas como esa han disfrutado en la última semana? para mí valen mucho más que una cena romántica en el restaurante más TOP de cualquier país.

Justo en el momento que tomé esta foto, caí en cuenta que no tenía mi cámara Profesional Canon que pesa como 1.000 kilos y que había comprado asesorada por un amigo fotógrafo. Lo primero que digo es “Mierda” lo segundo me mando la mano a la cabeza, tercero recordar que la deje en el pueblo anterior 5 kilómetros atrás Ahí vuelvo a decir “Mierda” a caminar de regreso 5k con este peso. Cuando estaba tan cerca de llegar a mi destino final…luego de caminar  5 horas sin parar… no joda Es cómo cuando haces un trabajo impecable y al final caes en cuenta que cometiste un error y te toca hacerlo desde el comienzo… Bueno Así…

Y sin la certeza que la cámara siga en él mínimarket donde la deje… Bueno que le voy  a hacer, a caminar de regreso… y entonces le empiezo a preguntar a cada peregrino que me encuentro en el camino, a ver si saben algo pero nada… Ahí es cuando se me aparece un ángel de la salvación! una chica muy  inteligente de Finlandia que se llama Josefiina

-¿Revisaste llamar al mínimarket? Yo tengo el teléfono en la guía, quizás puedan avisar y así no te devuelves -Me dice-

Ella entiende perfecto que caminar de regreso con plena tormenta asegurada y además igual de cansada a mi, tiene un gran precio… saco mi celular, llamó al teléfono que me da y voilà estaba ahí!

El dueño muy amable se ofreció a llevármela en el auto hasta donde yo me encontraba en mitad del camino. Luego de toda esa angustia y de encontrar la solución, solo me queda seguir caminando y disfrutar de recuperar lo olvidado

Mirando hacia el cielo gris y con un recorrido más pausado, recuerdo que J no me ha escrito…seguramente nos encontraremos en Terradillos de los templarios.

Luego de 9 horas de caminar, llégo por fin al pueblo con el nombre templario, ni bien me acerco a la entrada me encuentro con un hombre de Taiwan, un hombre curioso, me empezó a hablar en Inglés muy rápido, estaba preocupado, casi no no le entendía, me muestra su pierna y la tiene muy inflamada, al parecer su cuerpo le esta cobrando caro las largas jornadas de este camino francés.

Caminamos hasta un restaurante para que se pueda sentar y trato de ayudarlo con un ungüento que tengo en mi mochila para este tipo de situaciones, también tengo una venda y la uso en la parte inflamada de su pierna. Me lo agradece y me invita a almorzar, le digo que no, ahora estoy muy cansada  y no quiero socializar.

Llego al Albergue, desde donde estoy escribiendo este diario y me encuentro con  Daniel y los otros chicos que están en el grupo junto con otro canadiense que se llama Stewart, este último es un hombre de edad media, muy amable, tiene una vocación de Líder nato y también tiene fama de ser la persona que ronca más fuerte de todos. Siempre que llego a un albergue nuevo, le pido al cielo que no me toque dormir en la misma habitación con Stewart, es mil veces peor que Daniel y todo un séquito de roncadores Juntos. Digamos que es un “leyenda por roncador” -Hasta ahora he contado con la suerte de no vivir esa experiencia y espero que se mantenga. 

Algunos de los hombres están lesionados, Daniel tiene muchas ampollas en sus dedos, Kay un Alemán que tendrá mas o menos mi misma edad está enfermo, al parecer cenó algo mal la noche anterior y llegó directo a la cama a tratar de dormir con muchos retortijones en el estomago, otro asiático tampoco se siente bien, le duelen los músculos de las piernas.

En ese momento reviso mi celular y veo un mensaje de J. Me dice que no pudo continuar la etapa el día de hoy, porque la noche anterior ni bien nos despedimos, el se fue a cenar en el albergue y al parecer comió algo en descomposición junto con 6 personas más y se intoxicaron. OMG Pobres, Kay había cenado lo mismo y ahora entiendo por qué está tan mal.

Le pregunto en un mensaje si quiere que lo espere o necesita que vaya a cuidarlo, me dice que no, que unas monjas del albergue lo están cuidando muy bien, que si mañana está mejor toma un bus hacia la próxima etapa y nos encontramos allá. Me preocupo, pero bueno son las cosas a las que estamos expuestos todos y más aun cuando son viajes  donde amaneces todos los días en un lugar diferente.

Salgo un rato al campo para acostarme en el pasto y veo un hermoso arco iris.

Suena mi celular y es un mensaje de mi anterior pareja, me dice que quiere hablar, yo también quiero, desde que terminamos, no habíamos hablado. Así que nos conectamos por facetime, fue difícil volverlo a ver, se me hizo un nudo en la garganta, unas ganas de llorar por la nostalgia de lo que pudo ser y no fue… respiro profundo y trato de no mostrarme débil.

Al inicio hablamos de cualquier cosa.. veo que enciende un cigarrillo y continua hablando, respira profundo y veo como su voz se empieza a quebrar. No quiero verlo mal, pero tampoco quiero seguir hablando con él, estoy muy molesta, todavía me duele mucho que el haya terminado la relación por mi Viaje… Pudo haberme esperado, tampoco eran tantos meses… además él había comprado tickets para viajar a Europa desde Buenos Aires y encontrarse conmigo a los 2 meses de mi viaje (no era tanto tiempo) Estaba molesta porque sentía que algo no me estaba contando, prefería que fuera honesto conmigo.

Empezamos a discutir, así que preferimos colgar.

Cada vez me doy cuenta que es mejor no volver a hablar con él, menos haciendo este camino que tiene una energía tan linda, estas conversaciones solo me traen tristeza…

Respiro profundo y regreso al albergue, trato de cambiar mi cara y empiezo a compartir con las personas que están en el Living*

Antes de dormir le escribo un mensaje a J dándole Animo, espero verlo mañana mucho mejor.

B u e n a s   n o c h e s

Para continuar leyendo la etapa 17 clic aquí

Para leer sobre la etapa anterior, Clic Aquí Etapa 15

Si quieres hacer el Camino de Santiago y necesitas mas información, Clic Aquí

*Sala