Si ellos tienen una Historia en el Camino de Santiago de Compostela  ¿Cuál es la mía? ¿Quién soy yo en el Camino?
25 de Agosto de 2016 etapa 15 Carrión de los Condes.

Amanecer desde Boadilla del Camino hacia Carrión de los Condes

Amanece! un nuevo día más! Un nuevo destino, Carrión de los Condes. Todavía es de noche, todo está Obscuro es un poco más de las 5:00am, la mayoría de las personas de la habitación están despiertas con excepción de J y un señor adulto, que todavía continúan durmiendo. Intentó bajar de la cama litera.

-Cómo me molesta bajar esas pequeñas escaleras de la cama y el temor que me da caerme y dar un mal paso -reniego yo-

La única forma de ver por dónde camino, es gracias a las luces de las linternas o del mismo celular, la idea es respetar el sueño de los que duermen (Difícil con los ronquidos de la mujer de Pamplona )

Luego de darme un buen baño, bajo a desayunar y me encuentro con J en el comedor. Se acerca el camarero del albergue, una persona muy graciosa por cierto y me dice que desayune en la misma mesa con J. Comenta el camarero: “si no se conocen, los presento, ya pueden sentarse juntos a desayunar y hablar” J y yo nos miramos en complicidad y empezamos a desayunar.

Llega el momento de continuar el viaje, J me dice que debe quedarse a trabajar un poco en la computadora del Hostel, así que me adelanto yo en el camino.

Girasoles en el Camino de Santiago de Compostela –
Profesión Viajera

Me voy caminando sola, hace un día estupendo! Cielo Azul, con muchos más árboles para refugiarnos del sol directo y el calor, lo más hermoso es que ésta etapa estaba llena de campos y campos de Girasoles enormes

Mientras camino me encuentro con Daniel el Canadiense y otros dos amigos más del camino, uno es de Polonia y el otro también es de Canadá.

Ni bien llegamos a #carriondeloscondes nos hospedamos en el Hostel municipal, nos regalan un pedazo de sandia como bienvenida al lugar ideal para refrescarnos!
Me fui a mi cama, tomé una ducha y luego salimos a almorzar.
Me emocionaba descubrir esta nueva ciudad y sus atractivos turísticos.

Plaza de Carrión de los Condes

En el centro del pueblo en medio de la plaza, está el entorno de restaurantes, todos venden las deliciosas “cañas” así le llaman los Españoles a los vasos con cerveza, mi preferida es la “caña con limón” no existe nada más refrescante

Pedimos un plato típico español, algo con salchicha o chorizo, huevos, algunas papas y obviamente una caña con Limón!

Luego de almorzar caminamos por la plaza, cuando escucho gritar mi nombre.
-Angélica
Giro y veo que era la mujer de Pamplona, la de los ronquidos de la noche anterior. Se me acerca y me dice: Hay un hombre que te está buscando, está preguntando por ti, le he dicho que no te he visto, pero ahora le digo que te encontré en la plaza.
Le pregunto ¿quién es? No recuerdo su nombre… es el chico de Alicante – Responde la mujer-
Daniel me mira, suelta una sonrisa.
Daniel no entiende muy bien el idioma español, pero le quedó muy claro de quién estaba hablando aquella mujer.
Yo me hago la que no se da cuenta de la mirada de Daniel y le digo a la mujer que si lo ve, le diga en qué albergue me estoy quedando.

Se va la mujer, Daniel suelta una carcajada y me empieza a molestar  – ¿Así que J te está buscando? Lo sabía! Por eso los deje solos caminando la vez anterior. Ya era hora que volvieras a sonreír, lo de tu relación anterior ya pasó. Ya es hora de olvidar y seguir disfrutando de este camino.
Lo que no entiendo es por qué no están hablando por whatsapp o facebook en vez de estar buscándote con la gente?

Me hice la que no escuché su primer comentario ‍♀️ y le respondí que no tenía su número celular. -Buena pregunta la de Daniel, cuando vuelva a ver a J, le voy a pedir su número de celular -Pensaba yo-

Al finalizar la tarde los hombres que me acompañaron decidieron ir a tomar unas copas de vino, yo preferí quedarme en la plaza y escribir un rato.

Unos minutos después aparece J, me pongo más sonriente de lo normal.
-Parezco un tonta con esta sonrisa de boluda -Pienso yo-
Se me acerca, me explica donde estaba hospedado y su trayecto del día.

Rio de Carrión de los Condes

Me pregunta si ya recorrí el lugar, le respondo que algo de la plaza y el río. Así que nos fuimos caminando hacia allá.
El río de Carrión de los Condes es hermoso, una de las mejores partes del camino, tiene un jardín de Rosas digno de un buen paisajista, un paso peatonal empedrado con estatuas y fuentes antiguas rebosando agua por todas partes, además de un puente antiguo estilo románico cruzando hacia otra parte del pueblo.
Las personas al rededor del lugar estaban metidas en el agua refrescándose, es un pequeño oasis en medio del desierto.

Y ahí nos sentamos los dos para descansar y hablar, con las piernas refrescándose en el agua luego de una larga caminata de más de 28Km

De un momento a otro veo como el agua empieza a desteñir unas ondas de colores como el arco iris. Claramente había algún químico que flotaba en el lugar, y si! Era el protector solar que se había puesto J, me empiezo a reír porque era mucho lo que soltaba en el agua.
-El chico Arco iris -pensé yo-
-Te estás derritiendo -le digo- El se ruboriza un poco
– Por fin se ruborizó!
Que no sea yo a la única que se siente intimidada.

Nos salimos del agua y me lleva caminando hacia algún tipo de construcción antigua destruida por los años y con poco mantenimiento. Me va explicando sobre su arquitectura, yo escuchando atenta, y nuevamente sin pensarlo mucho, me hala del brazo y me lleva hacia él para darme un apasionado beso ‍♀️ escondidos donde nadie nos pueda ver.

Luego de un rato continuamos nuestra caminata, en ese momento aprovecho para pedirle su número de celular. Pueden creer que es de las pocas personas en este siglo que no usa WhatssApp? Tampoco tiene un Smartphone, menos una cámara en su celular…. ‍♂️ Me explica que él no quiere ser dependiente de las redes sociales, que su único medio es el Facebook, el cual usa de vez en cuando para estar en contacto con sus amigos a la distancia. Además de usar el correo electrónico y la página de la universidad para hacer sus cosas laborales. Nada más que eso. Por eso se quedó un poco más de tiempo en el anterior pueblo, porque necesitaba pedir prestado un computador.

Es interesante está opción de vida, más aún en el tiempo en que vivimos.

Así que le doy los datos de mi facebook para que me agregue, es entonces cuando este medio se convierte en la única forma de contacto a la distancia entre nosotros.

Se acerca la noche y con esto el límite para regresar al albergue, ya que a las 10:00pm apagan todas las luces y cierran las puertas.
El y yo estábamos durmiendo esta vez en albergues diferentes, aún cuando queríamos seguir hablando y continuar juntos, preferí regresar al hostel.
No quería hacer nada apresurado.

Nos despedimos como si no quisiéramos hacerlo y nos fuimos cada uno a dormir.

Mientras camino hacía el albergue, me voy pensando en el día tan divertido que tuve, ya estoy más que acostumbrada a dormir en una ciudad diferente todos los días, estaba disfrutando de este viaje nómada.

Las personas del día a día son tan diferentes. Cada una con una Historia para contar; un Brasileño con cara de Japonés con el que hablábamos en “portuñol” , Daniel y todos sus típs financieros para hacer más dinero, Christine mi amiga del primer día del camino, una Belga luchadora y con un gran cariño hacia las personas, Sam el Chico de Taiwan, un poco tímido y callado que igual transmitía una paz acogedora, Eleuterio, otro amigo español, muy sabio y espiritual, Antonio un hombre de 60 años con el mejor estado físico, hace running casi a diario. J: Carrión de los Condes se convertirá para él en una deuda pendiente que le recordará donde empezar su próximo camino.

Mientras intento dormir, me quedo pensando
¿A quién más seguiré conociendo en este camino? Si ellos tienen su historia ¿Cuál es la mía? ¿Quién soy yo en el camino?

¿Quién soy yo en mi vida?

Para leer la etapa anterior, Clic Aquí Etapar 14 Parte 2

Si quieres hacer el Camino de Santiago y necesitas mas información, Clic Aquí