La historia de hoy se trata del amor en los viajes y lo que no esperaba que sucediera en el camino de santiago de compostela. Pero sorpresas te da la vida.

Boadilla del Camino España

“Todo lo que tienes lo has deseado o temido antes”

Hoy repetí nuevamente Desierto desde Hontanas hasta Boadilla del Camino  28km y más de 40 grados Again.
Hoy me levanté un poco más tarde de lo normal, tal vez porque habíamos tomado 2 botellas de vino la noche anterior y además los ronquidos de Daniel el Canadiense, no dejaron dormir a casi nadie en el hostel donde compartíamos 5 personas la misma habitación.

Mientras desayunábamos no me aguanté las ganas y le hice escuchar una grabación a Daniel sobre sus ronquidos, -fueron tan fuertes… que era necesario que supiera lo que sucedía mientras el dormía y todos los demás no.
Luego de reírnos un rato y desayunar, nos alistamos para salir a caminar la siguiente etapa, nuevamente emprendimos el camino, pero esta vez más rápido ‍♀ con el fin de recuperar las horas que dormimos de más y así evitar el duro sol de la tarde en medio del desierto. Durante los primeros minutos caminando, me encuentro nuevamente con el hombre español de los ojos lindos, esta vez iba caminando solo y con toda la paciencia de alguien que tal vez no le importaba que el sol lo tomará desprevenido en medio del desierto.

Desde Hontanas a  Boadilla del Camino

-¿Será el destino que me lo volvía a encontrar? -pensé-
Inmediatamente vinieron recuerdos muy rápidos, como pequeños flash mentales, sobre cómo nos habíamos conocido.

Algo que no les había contado, es que al hombre español, lo había conocido una semana atrás, esa vez estábamos los dos solos caminando y cruzamos alguna pocas palabras, 4 días después, nos volvimos a encontrar por casualidad en Burgos, pero esa vez en una situación un poco extraña: esperando el ascensor en un albergue, yo con mi cara lavada por llorar minutos después de que mi novio terminara la relación conmigo, esperando únicamente ir a mi cama a dormir para tranquilizarme.

Cuando escucho su voz -¿Angélica?

Y durante un poco más de 2 minutos, me invitó a caminar al día siguiente con él. Les confieso que lo estaba evitando, sentía una conexión muy extraña con el, pero no tenía la cabeza ni el corazón para intentar nada, sólo quería tiempo para asimilar mi ruptura. Así que esa vez decidí no caminar con él y continuar mi viaje sola.

Hoy el destino nos vuelve a cruzar en una nueva etapa del camino, esta vez decidí bajar el ritmo de mis pasos para hablar con él y conocerlo más.
Ahora me encontraba caminando con Daniel y con J.
Diferentes personas, diferentes elecciones de vida! Todas interesantes. Caminé más lento, más hablado, más sonrisas y muchas carcajadas, sentía como iba recuperando mi alegría de a poco. J me decía que siempre me veía sonriente y alegre, yo pienso que él sin planearlo me estaba devolviendo la sonrisa.

En un momento Daniel decide acelerar el paso y dejarnos a J y a mi caminando solos.
Así que ahí nos encontrábamos los dos, con 5 horas por delante para conocernos antes de llegar a la siguiente etapa. Caminamos y hablamos acerca de cualquier cosa, el sol nos estaba desgastando, decidimos desviarnos un poco del camino y entrar en un campo que tenía sistema de riego y mojarnos para refrescarnos. Era muy divertido hacer este tipo de cosas tan simples y que a su vez generarán tanta alegría.

Los dos nos reíamos mucho, el me explicaba algo de historia de su país, acerca de la influencia de los Árabes en España, también me hablaba acerca de la constitución de mi país  (Sabía más él que yo sobre la constitución de Colombia )
Le gusta el doblaje de voz, el teatro, escribir. El nació en Alicante, es filósofo de profesión (seguro está loco como todos los filósofos) tiene un doctorado, es profesor de una universidad en Inglaterra y además da su opinión política en algunos medios. También me contaba que decidió hacer el Camino de Santiago para tomarse un tiempo de relax, conectarse con el e inspirarse para escribir su primer novela, había decidido regresar a su país y vivir en Denia una pequeña ciudad de la costa en España. Qué hombre más interesante ¿no?

Camino a Boadilla del Camino

4 Kilómetros antes de llegar a nuestro destino, sin una gota más de agua y con el cansancio que dominaba nuestros pasos,

-Awww -grito yo-

Me había picado por primera vez una fucking abeja en el brazo, me llegó el ardor hasta la axila… No me di cuenta que la tenía en mi cuerpo y toma… Me dejó su última opción de veneno antes de morir… “ella muere por intentar Matar” -Decía J-
.
Justo con este agotamiento, a más de 40 grados, resistiendo el peso de la mochila en mis hombros y sucede esto…  Entonces este SUPER HÉROE (el me pidió el favor que lo describiera con ese nombre acerca de esta situación) me sacó el aguijón del brazo y me dio apoyo moral, en el fondo el estaba preocupado de que yo no fuera alérgica a las picaduras de abejas, pero no me lo decía para no alarmarme.

Al final todo salió bien, llegamos a Boadilla del Camino (otro pueblito de 3 calles) nos encontramos en el albergue con Daniel y con otras personas del camino.
Ahora me encuentro con mis pies en la piscina escribiendo mi diario de hoy y compartiéndolo con ustedes, a punto de descansar.
Así que me despido, es todo por ahora… Caminar por 8 horas desgasta, seguro en un rato me voy a descansar, hoy fue un día genial!

Leer la siguiente parte de esta historia  Camino de Santiago de Compostela día 14 parte 2 Clic Aquí

Ya no me duele nada de la picadura de abeja RIP

Para leer sobre la etapa anterior (día 13) del camino francés, Clic Aquí

Si quieres hacer el Camino de Santiago y necesitas mas información, Clic Aquí